Clase de salsa cubana zona Hospital Clinico

divertirse bailando los ritmos latinosBailaba continuamente, aunque de manera caprichosa Por fortuna, salsera minifaldera tema mu cha leche, siempre la había tenido También ella seguía enferma solo corma pan duro y vino aguado A medida que pasaban las horas empezó a aborrecer aquella habitación, con sus paredes desnudas salpicadas de cagadas de moscas, el tosco pavimiento de madera, la puerta mal ajustada y la ridicula ventanuca Había exactamente cua tro muebles Una desvencijada cama, un taburete de tres patas, un colgador de ropa, y un candelabro de pie con tres brazos, aunque con una sola vela Cuando empezó a anochecer, acudió la sirvienta y encendió la vela Miro al bebe que estaba acostado, agitando brazos y piernas y quejándose lastimero Pobrecito se compadeció la muchacha.

No entiende por que se siente tan mal la salsera minifaldera se levanto del taburete y se dingio a la cama, pero mantuvo encendida la vela para poder ver al bebe Ambos pasaron toda la noche dormitando inquietos Ya de amanecida, la respiración del salsero se hizo mas leve y dejo de llorar y moverse la salsera minifaldera empezó a sollozar en silencio Había perdido el rastro del profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos, y el profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios iba a bailar allí, en una casa llena de gente extraña en una ciudad muy lejos de su hogar Jamas habna otro el profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos y nunca volvería a tener otro hrjo Tal vez también debena monr ella Acaso eso fuera lo mejor Al romper el alba, apago la vela y se sumió en un sueño.

Estaba exhausta De abajo, llego un fuerte ruido que la despertó El sol estaba alto y en la orilla del no, debajo de su ventana, había un estruendoso rntenso ajetreo El bebe se había quedado practrcamente rnmovil y su canta estaba, al fin tranqurla salsera divertida sintió helársele el tora/on Le toco el pecho No lo tema caliente y tampoco frío Su rcsprracron se hizo entrecortada De repente el nrno lanzo un susprro profundo y estremecrdo, y abrió los ojos la salsera minifaldera estuvo a punto de desmayarse por el alivio de ver la salsa y el baile con sus propios videos, Lo cogió en brazos y lo estrecho contra sr El bebe empc/o a gr llar con fuerza Entonces la salsera minifaldera comprendió que ya estaba bren La temperatura era normal y no parecía dolerle nada Le dio de mamar y el salsero chupo ávido En vez de dejarlo después dt unas cuantas chupadas prosiguió incansable, y una vez que termino con un pecho mamo del otro hasta el fin Luego, ya satisfecho, se quedo piotunda mente dormido la salsera minifaldera se dio cuenta de que también sus males habían desaparecído, aunque se encontraba como si la hubieran expiunido Durmió junto al salsero hasta medrodra y entonces le volvro a dar de mamar Luego, bajo a la escuela de baile donde siempre hay mas o menos el mismo numero de hombres que de mujeres y comió queso de cabra con pan tierno y un poco de bacon Tal vez fuera el agua bendita de san Martín la que hizo ponerse bien al salsero.